DMD aumenta la susceptibilidad al cáncer del músculo ,sugiere estudio en ratones

Distrofia muscular de Duchenne (DMD) está vinculado al aumento de la susceptibilidad a un raro y agresivo tipo de cáncer muscular denominado rabdomiosarcoma, sugiere un estudio en ratones.

El hallazgo fue reportado por investigadores de Sanford Burnham Prebys Instituto descubrimiento médico en el estudio, "las células madre musculares dan lugar a rabdomiosarcomas en un severo modelo de ratón de Distrofia Muscular de Duchenne", Publicado en Informes de la célula.

El músculo esquelético es un tejido de bajo volumen sustentado en la transformación de células madre de músculo en las células musculares maduras.

El volumen de tejidos se refiere al proceso de la muerte natural de las células viejas y el reemplazo de éstos por las células madre y células nuevas.

En los adultos, están en su mayoría en un estado latente y se activan en respuesta a lesiones y promueven la reparación de la fibra muscular.

Dada la baja rotación del tejido, músculo esquelético se asocia con una baja frecuencia de formación de tumores y el crecimiento en comparación con los tejidos proliferativos más.

El Rabdomiosarcoma es un tumor maligno raro en el tejido suave que se puede desarrollar a lo largo de la vida, pero es más frecuente en niños pequeños.

Estudios previos en ratones, así como cuatro informes clínicos separados, han sugerido una asociación entre DMD y una mayor susceptibilidad a RMS. Sin embargo, el mecanismo subyacente de desarrollo RMS en el contexto de la DMD y como severidad de la enfermedad puede influir en un desarrollo de tumores no se entienden completamente.

Para explorar estas cuestiones, los investigadores evaluaron la progresión de los modelos de ratones de DMD humana severa que fueron inducidos genéticamente para desarrollar tumores.

Estos ratones desarrollaron tumores más rápido que los ratones que carecían de DMD, pero todavía habían sido genéticamente modificados para tener tumores, lo que sugiere que la distrófica (falta de distrofina) apoya la formación de tumores. La mayoría de los tumores formados fueron encontrados para tener marcadores constantes con la diagnosis del rabdomiosarcoma.

Los ratones que tenían una forma más severa de la DMD desarrollaron tumores a una velocidad comparable a la observada en ratones con enfermedad menos severa. Sin embargo, la edad de aparición de los tumores se aceleró significativamente en ratones con DMD severa (9 meses y 18 meses), lo que indica que la severidad de la enfermedad puede ser un contribuyente importante para el desarrollo de rabdomiosarcoma.

A continuación, el equipo exploró el mecanismo subyacente que podría estar implicado en este proceso de promoción del tumor.

Análisis detallado del tejido fino del músculo de ratones DMD reveló que estos animales habían aumentado el número de almizcle, que se asociaron con un aumento en la regeneración de zonas de tejido y acelerado la rotación de músculo. Además, las células musculares mostraban señales de daños en el ADN acumulado y creciente inestabilidad genética, que los colaboradores de transformación maligna de la célula.

Aislando el almizcle de los ratones DMD, el equipo podría confirmar que estas células habían reducido la capacidad de transformarse en células del tejido muscular madura y de mayor potencial para la formación del tumor en coche. Esto era principalmente debido a una presión selectiva promovida por el entorno de lesión muscular asociada a la enfermedad sobre el almizcle.

Los investigadores también encontraron que dos genes pro inflamatorios, Ccl11 y Rgs5, estuvieron implicados en el crecimiento del tumor. Al desactivar la producción de las proteínas correspondientes, se redujo el crecimiento del tumor.

Por lo tanto, la modulación de las señales celulares que impulsan estos procesos podría ser una estrategia potencial para prevenir el desarrollo de rabdomiosarcoma en DMD.

"Los científicos, incluyendo nuestro equipo, están interesados en aprovechar la energía inherente de las células madre de músculo para generar nuevo tejido muscular para tratar la DMD. Por lo tanto, así comprender el comportamiento de la célula durante la enfermedad es importante para saber cómo utilizar más eficazmente las células" comentó Alessandra Sacco, PhD, profesora asociada en el programa de desarrollo, envejecimiento y regeneración en el PAS y autora principal del estudio, dijo en una comunicado de prensa.

"Además de profundizar en nuestra comprensión de cómo este cáncer puede ocurrir en DMD, nuestros resultados destacan la importancia de una cuidadosa evaluación de la salud de las células madre de músculo en el desarrollo de posibles tratamientos de DMD," ella dijo.

El equipo de investigación está planeando más estudios para explorar los mecanismos moleculares implicados en el proceso de crecimiento del tumor en el DMD. Estos estudios pueden ayudar a identificar nuevos objetivos que "podrían conducir a tratamientos para rabdomiosarcoma en DMD", dijo Sacco.

Fuente: Muscular Dystrophy News Today.