Blog "En Movimiento" Febrero 2016

 



Jorge y Erik Escobar G. | Febrero 2016. | Editorial. | Por: Jorge Escobar G.

 

Unión y Fuerza en común contra la Distrofia Muscular.


Desde las primeras noticias sobre la Distrofia Muscular, alklá en 1830, esta enfermedad neuromuscular ha evolucionado con lo cual a aumentado la distancia en cuanto al conocimiento de ésta y por lo tanto se creado paralelamente una falta de unión y fuerza contra ella que hasta el momento es muy difícil remontar con la velocidad que quisiéramos.

La unión de fuerzas debe empezar en los pacientes con Distrofia Muscular y sus familias, sólo así se posicionará en la mira de las Instituciones de salud pública y privada.

En la mayoria de los países con economías emergentes la Distrofia Muscular está catalogada como “Enfermedad Exótica”, termino equívoco, pues la Distrofia no se transmite por medio de un insecto o que sea un padecimiento que sólo se de en una región determinada del mundo, esta pseudo definición de enfermedad exótica sirve de pretexto para no ponerle la atención deseada.

La evolución genética y social de la Distrofia Muscular debe ser el principal propulsor para desmitificar y posicionar a esta enfermedad como lo que realmente es, una enfermedad que esclaviza al paciente y a su familia y por lo tanto hace retroceder sociedad y gobierno.

 

Cueva de vida