Blog "En Movimiento" Marzo 2015

 


Jorge y Erik Escobar G. | Marzo 2015. | Editorial. | Por: Jorge Escobar G.

 

El Abismo de 15 centímetros.


Imagina que vas por la calle en una silla de ruedas, las personas caminan a tú alrededor en forma despreocupada e indiferente, mueves la silla hacia una de las esquinas para cruzar a la acera de enfrente, pero encuentras que no existen rampas en ninguno de los extremos de la calle, te quedas allí, sin poder hacer algo, impotente, atrapado entre aquel pequeño desnivel para poder seguir adelante, atrapado en aquel Abismo de 15 centímetros.

La gente sube y baja por la acera como si nada, nadie te voltea a ver, algunos te ven de reojo pero siguen su camino, incluso si les pides ayuda para bajar la acera, se hacen los desentendidos, pasaran muchos minutos hasta que alguien te ayude.

En gran parte de Latinoamérica hace falta una cultura hacia las personas con diversidad funcional, se debe empezar desde el hogar, crear una educación civil en los niños y de allí partir hacia una cultura social con respecto a una igualdad hacia las personas con discapacidad, o mejor dicho con diversidad funcional y el resto de la sociedad.

Las autoridades gubernamentales juegan un papel muy importante en cuanto a crear leyes y programas de asistencia tanto económica como en especie para personas con diversidad funcional. Los discursos proselitistas deben cumplirse, si se promete algo, hay que cumplir, más claro no puede ser, pero la mayoría de las veces se utiliza como “gancho” para pescar votos e incautos.

La iniciativa privada, las asociaciones civiles y fundaciones hacen su labor, pero no se dan abasto, las instancias gubernamentales deben ir de la mano con esos sectores, no se debe caer en el conformismo o en el “que lo hagan sólo ellos”, los gobiernos a fin de cuentas son quienes dirigen al país y un buen ejemplo empieza siempre por los líderes de una sociedad.

Cueva de vida