Blog "En Movimiento" Junio 2015

 


Jorge y Erik Escobar G. | Junio 2015. | Editorial. | Por: Jorge Escobar G.

 

La Familia en la Distrofia Muscular.

 

Cuando en una familia llega la distrofia muscula, al principio el sentimiento es una mezcla de asombro con miedo y en todos los casos lo que desaparece con el tiempo es el asombro y permanece el miedo.

Este miedo bloquea a los padres haciendoles vulnerables para no enfrentar la situación como es debido. Lo primero es tomar conciencia de que la vida ha tenido un giro inesperado pero que uno puede tener el control desde un principio.

Los padres y familiares del paciente deben informarse en la forma mas completa posible y con el tiempo ir retroalimentando la información inicial, el contacto con pacientes y sus familiares es de suma importancia, recuerda, la unión hace la fuerza. Es de suma importancia que el paciente sienta un apoyo real de la familia y amigos ya que lo primero que empiza a flaquear es la fuerza de voluntad para no darse por vencido. Las personas con distrofia Muscular incrementan su inteligencia a través del tiempo, tal vez como un mecanismo de compensación a la falta de perdida de fuerza, por lo tanto se debe estimular cualquier idea que tengan, esto ayuda mucho a que la calidad de vida sea mucho mas placentera.

La mayoría de las veces la familia se encierra sistemáticamente en su casa junto con el paciente, esto es un error, es un gran estímulo poder salir de casa, así como tener contacto con otras personas.

La familia es la primera pieza para construir ese puente que cruza el abismo de la incertidumbre y la depresión que causa la distrofia muscular, por lo tanto es de suma importancia dar el primer paso de manera firme y consciente para vencer el miedo que bloquea al quien padece distrofia muscular así como a su familia y amigos cercanos.

 

Cueva de vida